sábado, 1 de febrero de 2014

Lecciones batracias de camuflaje

   Este simpático sapito isleño encontró una trinchera al pie de un viejo sauce llorón. Allí se lo ve campaneando un cacho de sol crepuscular presto a salir para ganarse el bicho del día. Me agrada el contraste con el entorno que contribuye a su ocasional camuflaje. 


2 comentarios:

  1. Ojalá! Muchas gracias Cristina por tu agradable visita al blog. Te envío un cordial saludo desde mi ranchito virtual.

    ResponderEliminar