domingo, 23 de febrero de 2014

Tambucho con bidón de 50 lts.

   Como era de esperar, lo que menos iba a hacer era mirar cuánto salía un tambucho de fábrica para el Tridente para luego salir corriendo a comprarlo. Si bien la idea no es original, pues puede encontrarse en foros y blogs, puse manos a la obra y me fabriqué el mío.


   Utilizamos este bidón de 50 litros con tapa estanca al que se le hizo un agujero para colocarle una tapa estanca fijada con tornillos con tuerca y sellador siliconado. 


   Al presentarlo se observa cómo encaja en el espacio de popa a la perfección, sirviendo la tapa frontal de respaldo para el asiento. 


   Sólo me resta buscar los zunchos adecuados y algún dispositivo anexo que mostraré en lo sucesivo. 





jueves, 13 de febrero de 2014

Cantimplora US WWII

   Una compañera de trabajo me anticipó allá por diciembre del año pasado sobre un regalo que seguro me gustaría. Se trataba de una antigua cantimplora que había rescatado de los cachivaches de su padre. Transcurridos dos meses desde aquel adelanto, recordatorios mediante, esta semana llegó a mis manos. Quedé asombrado al constatar que el presente era un polvoriento conjunto de botella y jarro americanos del período de la 2ª Guerra Mundial.


   Como se puede apreciar, consta de la tradicional botella de aluminio, modelo nacido hacia la primera década del siglo pasado. La de este conjunto, según reza en el cuño, es la fabricada por American Gaz Machine Co. (AGM Co.) en 1945, con tapón de baquelita y cadena muy bien conservados.   



   El jarro, en este caso de aluminio, también corresponde al modelo surgido en 1910 pero fabricado por K. M. Co. en 1944.


   Todavía ando como perro con dos colas y ya se verá si en algún momento pueda completar el juego con alguna funda original. 

  Muchas gracias K.A.Z. por tu desinteresado gesto. Sé lo que cuesta desprenderse de los objetos que tanto valoraron nuestros progenitores. Saludos. 

   

miércoles, 5 de febrero de 2014

Ancla lagunera para kayak

   Para comenzar con el armado de un equipo de fondeo y aprovechando rezagos ferrosos encontrados o acopiados adrede, encaré un proyecto de ancla para lagunas y arroyos. 

   Los materiales y herramientas empleados fueron:

1 maza de rueda de auto
1 recorte de un brazo de dirección de auto 
1 recorte de vástago de válvula de auto
Soldadora 
Amoladora
Disco de corte y lija montada para metal


   Pueden verse en la imagen previa los recortes realizados en las puntas del brazo de dirección que hace de caña mientras que a la maza (de Fiat Spazio) no le toqué nada. Limpié, monté y soldé las partes como se muestra en la siguiente imagen. Para el ojo del arganeo, realicé dos agujeros en la horquilla superior para pasar el recorte de válvula soldando finalmente sus dos puntas. 



   Huelga acotar que en la escuela técnica no tuve la suerte de cursar el taller de soldadura; las imágenes son más que elocuentes. Aunque la pintura rellenó las imperfecciones sin necesidad de recurrir a la masilla epoxi salvadora. 

   El ancla terminó acusando 1,800 kg. aproximadamente pero si se desea encarar el río o el mar el peso puede aumentarse adosando brazos curvos con puntas roscadas para aprovechar las cuatro roscas de la maza.



sábado, 1 de febrero de 2014

Lecciones batracias de camuflaje

   Este simpático sapito isleño encontró una trinchera al pie de un viejo sauce llorón. Allí se lo ve campaneando un cacho de sol crepuscular presto a salir para ganarse el bicho del día. Me agrada el contraste con el entorno que contribuye a su ocasional camuflaje.