domingo, 26 de enero de 2014

Flora XXVIII: Centaurea nigra


lunes, 20 de enero de 2014

Gitche Manitou: Tomahawk de una hachuela antigua

   Aquí va un muestreo del proceso de transformación de una antigua hachuela o piqueta de albañil "Alcaucil" en un tomahawk con pica y cabo de nogal al que bauticé Gitche Manitou.

La vieja piqueta a la que se le retocó el diseño

Materia prima para el cabo: nogal

Rebaje inclinado a cepillo

Encabado

Lijado final

Barnizado

Comenzando a vestirlo

Vestimenta terminada

Gitche Manitou

martes, 14 de enero de 2014

Reciclando una antigua cuchilla El Guapo

   Como miembro del Grupo de Rescate de Cuchillos de Maceta, nunca dejo de relojear los canteros de las personas que visito.  Así fue que en una escapada invernal al Lanús de mi abuela, hallé al pie de una enredadera una cuchilla en estado calamitoso pero que posiblemente, anhelaba, podía pertenecer a algún miembro de mi ya desaparecida prosapia. Efectivamente, mi abuela me confirmó que la cuchilla había pertenecido a mi bisabuela paterna, por lo que la requerí amablemente en carácter de legado familiar. 

   Una vez en El Páramo me empeciné en revelar el texto del oculto sello que yacía debajo de la herrumbre, labor infructuosa por cierto en los primeros intentos. Ya en vacaciones, me decidí por fin a reciclarla. Desterré los restos de las carcomidas cachas, modifiqué el diseño de lo que quedaba de hoja y descubrí finalmente que se trataba de una hoja El Guapo, lo que sumado al valor sentimental, justificaba aún más el intento de reanimación.

Rediseño de la hoja y empuñadura
   Luego del rediseño atacamos con el pulido y el encachado con un recorte claro de lapacho, y tres nuevos remaches de bronce de 2,5 mm.




Los machetes de El Páramo

   Los servicios macheteriles en El Páramo son llevados a cabo por un Collins & Co., un clásico con historia aunque en su versión colombiana. Por su medida, peso y contundencia, es mi amigo inseparable a la hora de encarar las acacias atestadas de espinas y el cañaveral (atacado desde afuera), pero su manejo se complica cuando el espacio entre ramadas muy tupidas es reducido. Ni hablar de portarlo!!!



   Para salvar al Collins de una amputación criminal, pensé en conseguir algo más corto para portar en la mochila, pero en una incursión a la ferretería me topé con un Corneta (C. Weyersberg) colombo-germano de 20", apenas 2" más chico que el Collins, que ahora hace el trabajo standard en casa pues es más liviano que el Collins, no sólo por ser más corto sino por el estrechamiento del espesor hacia la punta.



   En la línea de los cortos terminé pariendo a Machoto, machete-choto corto casero de 14" nacido de una planchuela acerada de 3 mm de espesor encontrada a un margen de la autopista. Corta y hacha de lo lindo aunque requiere más mantenimiento que los de chapa y su peso es de considerar para sumarlo al equipo. Es más bien un engendro destinado a un film postapocalíptico.


   El último en llegar fue un Imacasa salvadoreño de 16" que se encariñó con la mochila de campaña.





ALGUNAS CONSIDERACIONES

   Los machetes sirven para abrirnos camino en la maleza, cortar ramas, trepadoras y rastreras, y aunque he hachado algún árbol con ellos, no es su función principal. 
   Siempre debe estar afilado. Lograr su primer asentado suele ser costoso (muchos vienen preafilados en la zona de corte principal) y dependerá de la calidad de nuestro machete el tener que andar con la piedra encima. La versiones más conocidas en nuestra América latina son de chapa de acero templado y revenido, flexibles pero no inmortales. No deben afilarse con herramientas eléctricas a fin de preservar el templado de su filo. En el mercado se consiguen limas planas o triangulares y piedras para tal fin (yo prefiero de estas últimas las ovaladas que se utilizan para afilar guadañas). 



   En cuanto a sus valores, no se dejen llevar por lo que piden en las tiendas de internet. Allí, algunos inescrupulosos ofrecen machetes Corneta colombianos desde $ 300 cuando en cualquier ferretería de barrio se consiguen en torno a los $ 100. Estos son los promedios obtenidos en un relevamiento de las principales marcas de 20" que hallé por mi zona en la fecha de este post:

Cirirí (Incolma): $ 65
Bellota colombiano: $ 60 (120 en Easy!!!!)
Collins & Co. - Nicholson colombiano: $ 80
Imacasa salvadoreño: $ 80
Corneta (Incolma): $ 85
Gherardi (lo mejorcito de lo nacional): $ 80-90
Biassoni nacional: $ 80-85
Tramontina brasileño: $ 70-85
Versa (chinoargentino???): $ 50-60
Chayto nacional: $ 55-60

DESAFIO CORNETA

   Como a mi llegada a El Páramo, cuando una guadaña Tramontina y mi Collins me legaron decenas de ampollas, decidí testear el Corneta desmalezando al ras del suelo un matorral que hacía imposible el uso de mi pequeña motoguagaña. 


   El resultado es que logré un segado limpio y contundente y una retención del filo impresionante. Aún me resta un desmonte pero deberé esperar al invierno para esta obligación.  .  

domingo, 12 de enero de 2014

Facón con hoja Eskilstuna

   FELIZ AÑO!!!

   Arrancamos el 2014 con una cuchilla Eskilstuna de fiambrero que parecía haber pasado a retiro. La misma llegó hace más de un año más o menos en el estado que se ve en la imagen. 


   El proceso de restauración consistió en barrer el mango plástico que trae y rectificar cuidadosamente la hoja. Una vez desprovisto del cabo original nos encontramos con una espiga de 5 cm aprox. con un agujero de 5,5 mm. 



Se recortó con el fin de calzar un falso botón de bronce para continuar con separadores de baquelita y latón, un recorte de lapacho y una punta de guampa remachada con un pin en la espiga y tapada en el pomo con cuero y latón. De esta manera evité recurrir a la soldadora aprovechando materiales que tenía a mano, algunos, como la guampa, gentileza del amigo don Hector González.

   Y he aquí la versión metamorfoseada: