martes, 16 de julio de 2013

Tatu. Un criollo semiartesanal

  Buscando algún chapón de bronce para los trabajos, el chatarrero del barrio me adosó al pedido un casquillo de ametralladora pesada que vino a maridar con una hoja de cuchillo criollo de acero inoxidable del mercado que aguardaba su turno. 

   Era hora de dejar descansar a su par de acero al carbono. Y en ese sentido había adquirido para uso personal una hojita Vögel de acero inoxidable 420 que para el asado es más que suficiente.  Aunque mucho más liviana, tiene un filo de no creer y me ahorraré el mantenimiento que demandaba su colega. Para vestirlo, le hice una vaina tradicional en vaqueta. 

   Bienvenido al club, Tatú!!! 






2 comentarios: