martes, 23 de julio de 2013

Anoche tuve un sueño...

   ... Un sueño etílico con forma de bota. Y sí señores, con paciencia y disimulo ha venido a caer en manos de este ser una humilde y anhelada bota de vino provista por mi archirreconocido distribuidor de insumos cachivacheriles. La misma es de las pequeñas -750 cm3- y de las modernas que vienen con interior de latex. Y a pesar de ser uno de esos souvenires que en España te revolean por no más de 10 euros, ha sido bautizada eficazmente como se debe, con un mix de tinto y moscatel licorado de nuestras cepas cuyanas. 

Osasuna!!!


2 comentarios:

  1. Es igualita a la mía. No la dejes secar jamás!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo, jamás. Pero estas de latex no tienen el mismo mantenimiento que las de antaño.

      Eliminar