sábado, 4 de mayo de 2013

Día gris en El Páramo.

   El otoño arrecia con toda su furia. Todo se tiñe de gris como en esas películas épicas del medioevo en donde si hallas un cuadro soleado te ganas un viaje a la Polinesia. Un café y This Mortal Coil de fondo y mejor me voy al sobre porque de la melancolía a la depre hay una línea muy delgada. No vaya a ser que me posea Ian Curtis y me haga famoso. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario