viernes, 8 de marzo de 2013

"David". El bowie que faltaba en la colección

   Como nos suele suceder con muchos modelos, inicialmente los bowies no eran de los que encabezaban mi lista de prioridades hasta que vi un par de ejemplares clásicos americanos que me hicieron cambiar de opinión. Pero como el bolsillo no da para semejantes monstruos del mercado, muchos de ellos codiciadas piezas de colección, me urgió la intención de hacerme el propio. 

   Pero como el año comenzó con mucho trabajo opté por hacer guardia en lo de mi amigo el "cirujano" y en la web a ver si arribaba una ganga para aprovechar. Y así fue que llegó a mis manos este bowie de la marca argentina DANCAR, al que bauticé David (jeje, sí como el cantante, que a su vez tomó su nombre del pater del cuchillo: Jim Bowie). 

   Nuestra fuente obligada de consulta, Bacotácticos, incluye uno dentro de su colección con variantes en las medidas y en los materiales. El clásico de esta empresa riojana traía empuñadura de arandelas de cuero prensadas, separadores y pomo de aluminio y guarda de bronce. El ejemplar que conseguí, que estimo posterior, trae guarda de inox y empuñadura de plástico. Mmmmmmm... Si bien soy de respetar las versiones originales me parece que ese plástico en cualquier momento vuela. 

   Cambian también las dimensiones. El largo total es de 33 cm aprox., y el de la hoja de 23 cm. El ancho de de la misma es de 3,7 cm y su espesor ronda los 3,5 mm. (¡¡Qué lo tiró!! ¡¡no sé dónde guardé el calibre!!!). El acero es al carbono al igual que los modelos anteriores. 

   La vaina está confeccionada en vaqueta cosida y reforzada con remaches huecos, con presilla para la empuñadura y con un alce (?) en relieve a modo decorativo.