lunes, 24 de septiembre de 2012

Chaira de bolsillo con lima vieja

   Una lima redonda, gastada y partida, un hueso que mis perros rastreadores me trajeron alguna mañana, dos monedas (un hornero y un ñandú ¿se acuerdan?), tres arandelas de cuero y un recortecito de quebracho fueron suficiente para darle vida a una chaira de bolsillo con aires criollos. Hoy la encabé y me resta pulir un poco y desbastar lo que queda del dibujo de la hoja para no dañar los filos. Así que les muestro a modo de adelanto el reciclado del día.  

2 comentarios: