viernes, 29 de junio de 2012

Filosofía de vida

Creo que podría transformarme y vivir con los animales.
¡Son tan tranquilos y mesurados!
Me complace observarlos largamente.
No se afanan ni se quejan de su suerte.
No se despiertan en la noche con el remordimiento de sus culpas.
No me aburren discutiendo sus deberes para con Dios.
Ninguno está descontento, a ninguno le enloquece la manía de poseer cosas.
Ninguno venera a los otros, ni a su especie, que cuenta con miles de años de existencia.
Ninguno es respetable ni desgraciado en toda la ancha tierra.

Walt Whitman


No hay comentarios.:

Publicar un comentario